Curación de Heridas

Contáctenos (553) 433-7107

Diabetes e infecciones

Los diabéticos tienen más posibilidades de padecer ciertas infecciones, los niveles de azúcar en sangre demasiado altos pueden impedir que el sistema inmunitario funcione como debería.

¿Los diabéticos tienen más posibilidades de padecer infecciones?

Sí. Los diabéticos tienen más posibilidades de padecer ciertas infecciones. Los médicos creen que esto se debe a lo siguiente:

  • Alto nivel de azúcar en sangre – Los niveles de azúcar en sangre demasiado altos pueden impedir que el sistema del organismo para luchar contra las infecciones (llamado “sistema inmunitario”) funcione como debería.
  • Daño en los nervios – Con el tiempo, la diabetes puede producir daño en los nervios, lo cual puede causar problemas. Por ejemplo, el daño en los nervios puede provocar insensibilidad al dolor en los pies. De esta manera, si una persona se corta el pie o pisa un clavo u otro objeto filoso que atraviesa la piel, es probable que no lo sienta. Si una herida no se trata de inmediato, se puede convertir en una herida abierta e infectarse.
  • Problemas en los vasos sanguíneos – Con el tiempo, la diabetes puede dañar los vasos sanguíneos, por lo que la sangre deja de circular como debería para ayudar a curar una infección.

Es importante que los diabéticos informen a su médico de inmediato si creen que tienen una infección, ya que, en caso de tener una, tienen más probabilidades de sufrir un padecimiento grave llamado “cetoacidosis diabética”.

¿Qué tipos de infecciones suelen tener los diabéticos? — Los diabéticos suelen tener:

  • Infecciones de la piel.
  • Candidiasis vulvovaginal (mujeres).
  • Infecciones de la vejiga o los riñones.
  • Infecciones en los pies.
  • Infección por Cándida en la boca.
  • Infecciones pulmonares.
  • Infecciones después de una cirugía, alrededor del corte de la cirugía.

¿Cuándo debo llamar al médico? — Ciertos síntomas pueden indicar que tiene una infección. Llame a su médico si tiene diabetes y alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre, dolores o escalofríos.
  • Náuseas, vómitos o diarrea.
  • Un sarpullido.
  • Enrojecimiento, inflamación, calor o aumento del dolor alrededor de un corte o una raspadura, o pus en un corte o una raspadura.
  • Necesidad de orinar mucho, dolor al orinar, u orina opaca o con mal olor.
  • Comezón o flujo vaginal.
  • Tos.
  • Manchas blancas en la boca o la lengua.

¿Hay algo que pueda hacer para prevenir infecciones?

Sí. Los diabéticos pueden tomar diferentes medidas para ayudar a prevenir infecciones. Una de las medidas más importantes que puede tener es mantener el nivel de azúcar en sangre bajo control. Controlar el azúcar en sangre puede ayudar a disminuir el daño en los nervios y los vasos sanguíneos que provoca la diabetes.

Otra medida importante que puede tener es cuidarse bien los pies, ya que así puede prevenir infecciones. Para proteger y cuidar sus pies:

  • Use zapatos todo el tiempo.
  • Córtese las uñas de los pies con cuidado. Córtese las uñas rectas y límelas. Evite cortarse las cutículas.
  • Lávese los pies con agua tibia y jabón todos los días y séquelos suavemente, sin frotar. Use una crema o loción hidratante en los pies.
  • Observe ambos pies todos los días para ver si tiene cortes, ampollas, zonas inflamadas o enrojecidas. Asegúrese de revisar todo el pie, las plantas y los espacios entre los dedos. Si no ve bien o tiene dificultad para verse la planta de los pies, pídale a un familiar o amigo que le revise los pies.
  • Use calcetines que no sean demasiado ajustados y cámbieselos todos los días.
  • Utilice zapatos que se ajusten bien al pie, pero que no le aprieten.
  • Revise el interior de los zapatos antes de ponérselos, para verificar que no haya objetos dentro.
  • Pídale al médico que le revise los pies en cada consulta.

Para prevenir infecciones en otras partes del cuerpo:

  • Cuídese la piel manteniéndola limpia y seca. Si se corta o raspa, lave la herida de inmediato con agua y jabón. Si no se cura o empeora, consulte al médico.
  • Cuídese las encías y los dientes. Lávese los dientes dos veces por día, use hilo dental todos los días y consulte al dentista periódicamente.
  • Lleve una dieta saludable que incluya proteína, verduras y frutas. Beba mucho líquido.
  • Colóquese la vacuna contra la neumonía, la vacuna contra la influenza  (todos los años) y cualquier otra vacuna que le recomiende el médico.
  • Lávese las manos con frecuencia, en especial si está cerca de personas enfermas.
  • Evite contener la orina durante periodos prolongados.
  • Deje de fumar. Fumar empeora los problemas en los vasos sanguíneos.

Si tiene una infección y su médico le receta antibióticos, tómelos siguiendo exactamente las indicaciones. Si no toma todos los antibióticos, la infección podría volver a aparecer.

Deja un comentario

Back to Top