Curación de Heridas

Contáctenos (553) 433-7107

Cuídese los pies durante toda la vida

Aún si usted ha tenido diabetes por mucho tiempo, este folleto le puede ayudar a aprender más. Úselo para hacer su propio plan para el cuidado de los pies.

Introducción

¿Quiere reducir su posibilidad de tener problemas en los pies que puedan resultar en la amputación de un dedo, un pie o una pierna? Este folleto le explica cómo, ya que trata sobre el cuidado de los pies.

Aun si usted ha tenido diabetes por mucho tiempo, este folleto le puede ayudar a aprender más. Úselo para hacer su propio plan para el cuidado de los pies.
Comparta su plan con su médico y equipo de cuidados de la salud y pídales ayuda cuando la necesite.

¡Recuerde!
Llame a su médico de inmediato si un corte, ampolla o moretón en el pie no comienza a sanar dentro de unos pocos días.

¿Por qué es importante el cuidado de los pies?

Con el tiempo, la diabetes puede provocar la pérdida de sensibilidad en los pies. Si usted pierde la sensibilidad en los pies, es posible que no sienta una piedra dentro del calcetín o una ampolla en el pie, lo que puede dar lugar a cortes y heridas.
La diabetes también puede reducir la cantidad del flujo de la sangre en los pies. El adormecimiento y el tener menos flujo de sangre en los pies pueden dar lugar a problemas en los pies.

El cuidado de los pies es muy importante para todas las personas con diabetes, pero más aún si usted tiene:

  • dolor o pérdida de sensibilidad en los pies (adormecimiento, hormigueo)
  • cambios en la forma de los pies o de los dedos de los pies
  • llagas, cortes o úlceras en los pies que no sanan.

Si usted se cuida los pies todos los días, puede reducir la posibilidad de perder un dedo del pie, el pie o la pierna. Controlar el nivel de su azúcar (glucosa) en la sangre también le puede ayudar a mantener los pies sanos.

Trabaje con su equipo de cuidados de la salud para hacer un plan para controlar su diabetes que se ajuste a su estilo de vida e incluya el cuidado de los pies. Su equipo puede incluir a su médico, un educador en diabetes, una enfermera, un podiatra o podólogo (un médico especialista de los pies) y otros especialistas que pueden ayudar a controlar la diabetes.

1. Examínese los pies todos los días.

  • Examínese los pies para ver si tiene cortes, llagas, manchas rojas, hinchazón o infección en las uñas. Usted puede tener problemas en los pies sin sentir dolor.
  • Revísese los pies cada noche al quitarse los zapatos.
  • Si le cuesta trabajo agacharse para verse los pies, use un espejo. También puede pedirle ayuda a un miembro de la familia o a alguien que le cuida.

2. Lávese los pies todos los días.

  • Lávese los pies con agua tibia, no con agua caliente. No se remoje los pies porque la piel se le secará.
  • Antes de bañarse o ducharse, asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente. Puede usar un termómetro o el codo para medir la temperatura del agua. Una temperatura segura es de 90° a 95°F, es decir, de unos 32° a 35°C.
  • Use talco o maicena entre los pies para mantener la piel seca y evitar una infección.

3. Mantenga la piel suave y tersa.

  • Póngase un poco de loción, crema o vaselina en la parte de arriba y de abajo de los pies.
  • No se ponga loción ni crema entre los dedos de los pies, ya que esto podría causar una infección.

4. Callos y las callosidades con suavidad.

  • Es posible que en los pies le salgan unos parches gruesos de piel llamados callos o callosidades. Si este es su caso, consulte con su podiatra para que le explique la mejor manera de cuidarlos.
  • No se corte los callos y las callosidades.
  • No use hojas de afeitar, parches para callos, ni líquidos para quitarse los callos o callosidades, ya que pueden dañar la piel y causar una infección.

5. Si usted puede verse, alcanzarse y sentirse los pies, córtese las uñas de los pies con regularidad.

  • Córtese las uñas de los pies con un cortaúñas después de lavarse y secarse los pies.
  • Córtese las uñas en línea recta y líjese los bordes con una lima de uñas. Esto evita que las uñas crezcan dentro de la piel. No se corte los bordes de las uñas de los pies.
  • Haga que el podiatra le corte las uñas si:
    • usted no puede verse o sentirse los pies
    • no puede alcanzarse los pies
    • tiene las uñas gruesas o amarillentas
    • las uñas se doblan y crecen dentro de la piel.

6. Use calcetines y zapatos en todo momento.

  • Use calcetines y zapatos en todo momento. No camine descalzo ni siquiera dentro de la casa, ya que es fácil pisar algo y lastimarse los pies. Es posible que no sienta dolor y no sepa que se ha hecho daño.
  • Asegúrese de usar calcetines, medias o medias de nylon con sus zapatos para evitar las ampollas y llagas.
  • Use calcetines limpios, ligeramente acolchonados y que se ajusten bien a los pies. Los calcetines sin costuras son los mejores.
  • Revise el interior de los zapatos antes de ponérselos. Asegúrese de que el forro esté liso y que no haya ningún objeto en ellos.
  • Use zapatos que le queden bien y le protejan los pies.

¡Qué tenga una excelente semana!
Dra. Adriana Lozano Platonoff

Deja un comentario

Back to Top